Once secretos iluminados por Rosetta

Galarraga Aiestaran, Ana

Elhuyar Zientzia

Rosetta fue la piedra clave para descodificar jeroglíficos. Pues bien, la Agencia Espacial Europea dio nombre a la misión que tenía por objeto desentrañar el misterio de las cometas: Misión Rosetta. En concreto, el Rosetta siguió el cometa 67 P/Churyumov-Gerasimen, dejando en su superficie un módulo: Philae. El barco finalizó su viaje en 2004 el 30 de septiembre, y el análisis de todos los datos recopilados durará mucho. Sin embargo, gracias a los resultados publicados hasta el momento, ya se han confirmado algunas creencias sobre cometas y se han cancelado otras.
rosettak-argitutako-hamaika-sekretu
La actividad del cometa aumentó en la época más cercana al Sol. Ed. ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA

1. Los cometas pueden tener dos núcleos

La apariencia del cometa 67P sorprendió: según las imágenes y contra lo que esperaban, el cometa no era una especie de roca mononúcleo, sino un cuerpo asimétrico formado por dos núcleos. Le parecieron un patito de goma y así lo han imaginado desde entonces.

El volumen del núcleo mayor, es decir, el volumen del cuerpo es de 4,1x3,3x1,8 km3, mientras que el del pequeño o cabeza es de 2,6x2,3x1,8 km3. Su volumen en el cuello es de 21,4 km3 y su densidad es de 470 kg/m3 (menor que la del corcho).

2. Pequeño pero complejo

El eje de rotación del cometa está inclinado 52º respecto a la eclíptica, por lo que tiene estaciones extremas. Por su aspecto, la gravedad varía mucho de un lugar a otro debido a la fuerza centrífuga. Así, en algunas zonas puede ser tres veces menor que la terrestre. La velocidad de escape es aproximadamente de 0,9 m/s.

3. Nace en los inicios del Sistema Solar

Los astrónomos han creído durante muchos años que los cometas se formaron a partir de la unión de restos de materia, cuando el sistema solar se estaba formando. Pues, según Rosetta, al menos, el cometa 67P surgió así. Y es muy posible que los demás también lo hayan hecho.

De hecho, para explicar el aspecto del 67P, los astrónomos tenían dos hipótesis: que unas partes fueron más fáciles de erosionar que otras, por lo que su aspecto era debido a la erosión, o que se formó mediante la unión de dos partes. Los datos recopilados por Rosetta apoyan esta última hipótesis. Por ejemplo, la ESA ha destacado que el cuerpo y la mente tienen características diferentes, lo que demuestra que es la suma de ambas cometas.

4º No es una bola de nieve sucia

Ha sido habitual que los cometas se representen como una bola de nieve sucia. Rosetta desmiente esta imagen. De hecho, en la superficie del cometa han encontrado muy poco hielo, más parecido a un asteroide que a una bola de nieve.

Ed. ESA/Rosetta NAVCAM

Sin embargo, algunos creían que el hielo podía estar bajo la piel. Y sí, lo tiene, pero casi todo está mezclado con otros materiales, por lo que no aparece con forma de hielo. Además, se ha comprobado que algunas zonas son prácticamente secas. Así, en todo caso, el cometa 67P es una bola de polvo.

5. El hielo está vivo

Si bien han encontrado menos hielo limpio de lo esperado, han demostrado que el hielo cubre un ciclo. Por la noche, el hielo a poca profundidad se sublima debido a las altas temperaturas sufridas durante el día. Una vez alcanzada la superficie se congela formando una capa de hielo. Pero esta capa vuelve a sublimarse nada más salir el Sol. Por lo tanto, según lo visto en la cometa 67P, no se necesita mucho hielo para que una cometa tenga actividad.

6º Los cometas no son el origen del agua de la Tierra

Había otra hipótesis sin confirmar, que las cometas trajeron agua a la Tierra. Cuando se descubrió que muchos asteroides también tenían agua, la hipótesis perdió fuerza, más aún cuando se demostró que el hielo de los asteroides y los océanos tenían la misma composición isotópica. Además, cuando tuvieron la oportunidad de analizar los datos de las cometas, se dieron cuenta de que tenían otra composición.

Sin embargo, cuando analizaron los isótopos del cometa 350P/Hartley 2, se sorprendió que el porcentaje del deuterio (un isótopo del hidrógeno) era similar al de los océanos terrestres. El cometa 350P es de corto período y así lo es también 67P. La pregunta surgió enseguida: ¿Tendrá también una composición isotópica similar a la de los océanos? La respuesta fue la herramienta ROSINA de Rosetta: no. Por lo tanto, la hipótesis más contundente en la actualidad es que el agua de la Tierra se debe a los asteroides.

7. El sol lo hace agresivo

Uno de los principales objetivos de la misión Rosetta ha sido seguir los cambios que experimenta el cometa a medida que se acerca y se aleja del Sol. Cuando la sonda Rosetta llegó al cometa en 2014, se midió que el cometa emitía 300 g de vapor de agua al día. A medida que se acercaba al Sol, la actividad fue aumentando y en agosto de 2015, cuando estaba más cerca del Sol, el perihelio, llegó a emitir 300 kg de vapor de agua por segundo y una tonelada de polvo. Se estima que cada vez que pasa por el perihelio pierde entre 3 y 5 millones de toneladas. Algunas de las bajantes son especialmente violentas y emiten polvo y fragmentos de roca.

8º. Foso

Entorno cercano donde se juntan las dos partes del cometa. Ed. ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA

Entre las estructuras más singulares observadas en la superficie del cometa se encuentran las fosas circulares. En unas zonas son más abundantes y profundos que en otras. Según han explicado, los monóxidos de carbono y los dióxido de carbono congelados del interior del cometa se producen al sublimarse, ya que la cubierta superficial se derrumba. Entonces, el hielo que ha quedado al sol también se sublima y arrastra polvo. De este modo, el cometa pierde la mayor parte de los gases y polvos del núcleo.

9. Paisajes diversos

Además de los sumideros, dunas, cañones... el cometa posee una gran variedad de estructuras. Los de la ESA han distinguido 20 zonas y les han dado el nombre de los dioses egipcios. Sin embargo, en general, estas zonas son de dos tipos: algunas muestran la superficie sólida del cometa, son rocosas y presentan grandes grietas y barrancos, otras mucho más suaves y están formadas por polvo acumulado. El lugar donde iba a aterrizar el módulo Philae era de esos suaves, mientras que el rocoso y áspero era el elegido para el saludo de Rosetta.

10. Tiene moléculas orgánicas

La misión Rosetta no ha desvelado si la vida en la Tierra procede de cometas, pero sí que el cometa 67P contiene numerosos compuestos orgánicos. Entre otras, destacan la glicina aminoácido, detectando también glicoaldehído, etanodiol y acetona. Además, se han encontrado otras sustancias que son la base de la vida, como el etanol y el fósforo.

11. ¡Y el oxígeno!

Así es, también se ha detectado oxígeno molecular en el cometa 97P. Los astrofísicos no lo esperaban porque es muy reactivo, pero las mediciones del espectrómetro de masas (por detrás del agua, el monóxido de carbono y el dióxido de carbono) han demostrado ser el cuarto componente más abundante de los gases que rodean el cometa.

Los cometas se consideran fósiles de la formación del Sistema Solar, ya que están elaborados con restos de la formación del Sistema Solar hace unos 4.500 millones de años y apenas han variado desde entonces. Según los investigadores de la misión Rosetta, es posible que este oxígeno molecular sea anterior a la formación del cometa. Es más, parece que algunas moléculas de oxígeno almacenadas por el cometa son anteriores a la formación del Sol.

Gehitu iruzkin bat

Saioa hasi iruzkinak uzteko.

Babesleak
Eusko Jaurlaritzako Industria, Merkataritza eta Turismo Saila
MAIER Koop. Elk.
KIDE Koop. Elk.
ULMA Koop. Elk.
EIKA Koop. Elk.
LAGUN ARO Koop. Elk.
FAGOR ELECTRÓNICA Koop. Elk.