Gripe aviar, riesgo de pandemia

Orive Arroyo, Gorka

Farmazian doktorea. Biofarmazia, Farmakozinetika eta Farmazia-teknologiako irakasle kolaboratzailea

Farmazia Fakultatea UPV-EHU, Vitoria-Gasteiz

Gripe aviar, riesgo de pandemia
 
Muchos científicos afirman que no quieren alarmar a la sociedad, pero aceptan que estamos en peligro de padecer una pandemia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) está preocupada por la enfermedad conocida como la gripe aviar o la gripe del pollo: el virus que sólo aparecía en aves ha llegado al ser humano y en Asia han muerto más de 50 personas. Para la OMS y otros científicos, la mutación de este virus podría extenderse entre los seres humanos e iniciar una pandemia.
Granja de pato de Tailandia. Las granjas han colocado redes para evitar la mezcla de patos y aves silvestres.

Todavía no han pasado diez años desde que la gripe aviar fue contaminada por el primer hombre. En 1997, el virus H5N1 del grupo Influenza A mató a 6 personas en Hong Kong, con un total de 18 personas enfermando. Estudios posteriores evidenciaron que la causa de esta nueva enfermedad era la estrecha relación existente con las aves contaminadas criadas en granjas. Por primera vez se confirmó que la gripe aviar podía saltar al hombre.

Con un millón y medio de aves muertas, Hong Kong alejó el riesgo de la pandemia, pero seis años después, el virus H5N1 volvió a aparecer en aquel país y murió otra persona.

Durante este periodo, en 1999, tanto en Hong Kong como en China, se encontró otro tipo de virus de la gripe aviar (H9N2) en humanos. Cuatro años después, en diciembre de 2003, la situación empeoró y en Camboya, Vietnam y Tailandia la enfermedad se resucitó. Murieron más de 50 personas y en total murieron más de 100 millones de aves en varios países asiáticos. En cualquier caso, no se trata de un virus conocido en los últimos años, sino que fue identificado hace 100 años en Italia.

El virus H5N1 está siendo conocido y contagiado principalmente por las aves criadas en granjas (pollos, gallos, pavos), mientras que los laboratorios más importantes del mundo se dedican a aislar y estudiar su estructura. Hasta ahora, los expertos han descubierto que el virus tiene varios subgrupos. Estos subgrupos se identifican por dos elementos, la hemaglutinina (H) y la neuraminidasa (N). En total se han identificado quince grupos de hemaglutininas (H1-H15) y nueve de neuraminidas (N1-N9), por lo que se constata la existencia de diferentes variantes del virus.

Técnicos del Instituto de Sanidad Animal de Tailandia, analizando muestras de aves. Arriba, virus H1N5 (en marrón).

Desgraciadamente, en los últimos meses la gripe aviar se ha vuelto a convertir en noticia, ya que podemos estar ante un peligro más grave. De hecho, estudios epidemiológicos realizados en el norte de Vietnam indican que el virus H5N1 está cambiando.

Además, el pasado mes de mayo, varias aves silvestres y migratorias fueron encontradas muertas en el lago Qinghai de China. En las próximas semanas murieron más aves, alcanzando un total de seis mil. 'La gripe del pollo es el culpable', ha sido publicada por científicos chinos en las revistas científicas Science y Nature, las dos más importantes del mundo. Según algunos expertos, podemos estar ante la gripe más mortífera que han sufrido las aves silvestres, y los científicos de todo el mundo están muy preocupados por los efectos que pueden causar las mutaciones del virus.

 

Riesgo de mutación

La transformación del virus es lo que más preocupa a los científicos. De hecho, los virus de la gripe del grupo A son muy variables, evitan fácilmente las defensas de los pacientes y, a medida que se transmiten de un animal a otro (o de una persona a otra), la estructura genética de los virus va cambiando. En este proceso, las nuevas variantes sustituyen a las primeras versiones de los virus.

Consecuencias del virus H5N1 en Asia (humanos)

Estos cambios pueden provocar que el virus que sólo afectaba a los pollos contaminara otras especies animales como gatos, cerdos y aves migratorias. Estos últimos suponen un peligro real para que el virus llegue a otros países y pueda contagiar a su población. De hecho, las aves migratorias son las responsables de que el riesgo vivo de extensión de la enfermedad al oeste de Europa.

El riesgo de propagación de la enfermedad depende de la virulencia del virus. Y, aunque parezca paradójico, cuanto mayor sea la capacidad de muerte del virus, menor es el riesgo de propagación, ya que la enfermedad matará a las aves migratorias antes de llegar a su destino. El riesgo puede estar, por tanto, en una cepa más débil del virus o en una especie portadora del virus. Hay que tener en cuenta que las especies portadoras transportan el virus pero no sufren la enfermedad.

Los miedos hasta ahora mencionados se hicieron realidad según las noticias del Gobierno de Indonesia el pasado 17 de julio. Un adulto y sus dos hijas, una de un año y otra de nueve, murieron de neumonía por la gripe aviar. Los muertos no tuvieron contacto con los pollos, por lo que el virus fue transmitido por otro agente contagioso, el cerdo, según algunos. Esta familia puede ser el primer caso conocido en el que el virus se ha transmitido de una persona a otra.

Por miedo a la gripe, muchos baserritarras han dejado de crecer los pollos y la demanda de los pollos ha disminuido drásticamente. Los pollos de la foto esperan su sacrificio en Vietnam.

En este caso, esto significaría que los dos virus de la gripe del grupo A han intercambiado material genético y se ha creado un nuevo virus. Por ejemplo, si el virus de la gripe aviar y el virus de gripe común de los seres humanos se dan en el mismo ser humano, pueden intercambiar material genético y crear un virus mucho más peligroso. De hecho, se puede combinar la capacidad de muerte del virus de la gripe aviar con la de contagio del virus de la gripe humana. A partir de ahí todo es posible y no se puede descartar una pandemia. Llegados a este punto, la pregunta es cómo sería la pandemia, modesta, como la que ocurrió en 1918, o más áspera, como la que en 1916 mató a casi 50 millones de personas.

Por el momento, lo que sabemos es que el virus H5N1 se mutaba rápidamente, lo que es más rápido que otros virus de la gripe, y que tiene la capacidad de tomar la materia genética de los virus de otros animales. Además es muy patogénico y contagioso. Y cuanto más humanos se infecten, mayor es la probabilidad de que se produzca un nuevo virus con capacidad de contagio entre los seres humanos.

 

Contra la gripe

Las medidas contra la gripe aviar están coordinadas por la OMS y en la actualidad son menos de 50 los países que han planificado la prevención del virus. Se han adoptado medidas físicas como la muerte de animales en los territorios de origen del virus y la limitación del comercio. La Unión Europea, por ejemplo, ha prohibido importar aves de varios países asiáticos.

Además de sacrificar el ganado de las granjas, se han incorporado los animales. Por otro lado, la OMS ha recomendado a las personas que pueden estar "cerca del virus H5N1" que se vacunen contra la gripe para evitar el intercambio de material genético entre el virus de la gripe humana y el de las aves. Como prevención se recomiendan medicamentos antivirales. El personal que elimine los excrementos de las aves de las granjas, así como el uso de trajes y equipos especiales, deberá tomar estos medicamentos.

En cualquier caso, para que los medicamentos utilizados sean efectivos es necesario comprobar que el virus no tiene resistencia a los mismos, de lo contrario no se obtendrían efectos beneficiosos. Y ahí también hay problemas. El prestigioso periódico Washington Post ha afirmado que desde 1990 los agricultores chinos han utilizado con asiduidad algunos medicamentos antivirales para tratar los pollos. Por ello, algunas cepas del virus H5N1 se han convertido en amantadina resistente al fármaco. La noticia no ha sorprendido a nadie, pero eso significa que habrá que utilizar otros fármacos para tratar a los pacientes, como los oseltamivir y tamiflu, más difíciles y costosos de producir.

La OMS considera que el tamiflu es el mejor medicamento, pero es caro, sobre todo para los países del Sur. La fabricación, además, es lenta: las empresas farmacéuticas necesitan al menos 12 meses para responder a las solicitudes. Por ello, 23 países del mundo están realizando una recogida previa de medicamentos para poder combatirlos en caso de pandemia.

En los últimos meses, el laboratorio Roche ha enviado millones de dosis a petición de diferentes gobiernos. Por ejemplo, el Reino Unido ha solicitado dosis para 14,6 millones de personas. Por otro lado, dentro de la planificación antigripal del pollo, el ministerio de sanidad español ha recogido 30.000 dosis y ha ordenado la compra de medicamentos para dos millones de personas. 150.000 llegarán este año y 1,85 millones de dosis restantes el próximo año.

Sin embargo, este medicamento no resuelve el problema. Puede retrasar el despliegue de la pandemia pero no paralizarla. Para ello se necesitaría una vacuna contra el virus H5N1, pero las investigaciones todavía no han conseguido el objetivo en su totalidad, a pesar de que se han obtenido resultados esperanzadores.

Un grupo de científicos vietnamitas, por ejemplo, experimentará en humanos con una vacuna contra este virus. Los resultados obtenidos en los monos son buenos: tras la vacunación de los animales se les inyectó el virus H5N1 y los monos desarrollaron anticuerpos. En España, el Ministerio de Sanidad habla con dos laboratorios para implantar una planta de producción contra la gripe del pollo.

Millones de aves se han vacunado en Asia y para limitar la contaminación se han quemado muertos y desinfectado los alrededores.

Mientras tanto, podemos decir que estamos ante otro capítulo de la gripe del pollo. En esta época parece que el virus ha cambiado de naturaleza y se ha vuelto mucho más contagioso. La OMS puede activar la cuarta fase de alerta pandémica si confirma que la muerte de la familia en Indonesia es un caso transmitido de una persona a otra. Así, la colaboración de todos los países será necesaria si se quiere controlar un posible virus que ponga en peligro a todo el mundo.

 

Fases de la pandemia a la organización mundial de la salud (moe)
Fase 1

No hay virus de gripe en humanos. En los animales puede haber un virus contagioso, pero el riesgo de contagio es bajo.

2ª fase
No hay virus de gripe en humanos. En los animales se detecta un virus que puede contagiar al hombre.
3ª fase
Infección humana. No se contagia de una persona a otra o existen casos aislados
Fase 4
Infección humana. Se contagia de una persona a otra, pero sólo en determinados casos.
Fase 5
Hay muchos seres humanos infectados, pero la contaminación de una persona a otra sigue siendo limitada. El virus se adapta cada vez mejor a los seres humanos.
Fase 6
La contaminación se ha extendido por toda la población.

Gehitu iruzkin bat

Saioa hasi iruzkinak uzteko.

Babesleak
Eusko Jaurlaritzako Industria, Merkataritza eta Turismo Saila
MAIER Koop. Elk.
KIDE Koop. Elk.
ULMA Koop. Elk.
EIKA Koop. Elk.
LAGUN ARO Koop. Elk.
FAGOR ELECTRÓNICA Koop. Elk.