La sustitución del carbón por gas natural no es suficiente para frenar el cambio climático

Galarraga Aiestaran, Ana

Elhuyar Zientzia

ikatza-gas-naturalarekin-ordezkatzea-ez-da-nahikoa
Central eléctrica de gas natural de Oregón. Ed. Scott Butner Photography / LLC

En términos energéticos, económicos y climáticos, las previsiones de cinco grupos de investigación para el año 2050 apuntan a que la sustitución del carbón por gas natural, sin otras medidas, no es eficaz para combatir el calentamiento global.

La fractura hidráulica y otras nuevas técnicas extractivas han permitido que en los últimos años Estados Unidos haya aumentado considerablemente la producción y el uso del gas natural. Paralelamente, los informes oficiales reflejan la disminución de las emisiones de dióxido de carbono durante los años 2007-2012. Esta reducción se ha atribuido en parte a la sustitución del carbón por gas natural. Y parece que se está extendiendo la creencia de que la base de gas natural va a beneficiar al medio ambiente. Sin embargo, las previsiones que ahora se han presentado han demostrado que la percepción es errónea.

Estas previsiones han sido elaboradas por grupos de expertos de Estados Unidos, Australia, Austria, Alemania e Italia y han sido publicadas en la revista Nature. No han negado que la sustitución del carbón por gas natural puede reducir las emisiones de dióxido de carbono. Sin embargo, advierten que el bajo coste del gas natural puede suponer la exclusión de otras fuentes de energía, como la solar y la eólica, que emiten aún menos.

Además, consideran que el abaratamiento energético puede suponer un aumento del consumo. Esto supondría una mayor emisión de gases de efecto invernadero. Es más, el principal componente del gas natural es el metano, que produce un efecto invernadero mayor que el dióxido de carbono. Los grupos de expertos han considerado si en la producción de gas natural se produce una fuga a la atmósfera y han llegado a la conclusión de que, a pesar de las mínimas fugas de metano, el cambio climático se agravaría.

James Edmonds, del Laboratorio de Investigación del Departamento de Energía de Estados Unidos (PNNL), es el principal firmante del artículo publicado en Natura sobre las previsiones, y ha hablado claramente: “La abundancia de gas natural puede reportar beneficios como el crecimiento económico, la contaminación del aire local [reducción] y la seguridad energética. Se esperaba que la mitigación del cambio climático fuera también uno de los beneficios, pero no es así”. Según los autores, la expansión del gas natural no tendrá efectos beneficiosos sobre el cambio climático, a no ser que se apliquen políticas a favor de las energías renovables.

Babesleak
Eusko Jaurlaritzako Industria, Merkataritza eta Turismo Saila
MAIER Koop. Elk.
KIDE Koop. Elk.
ULMA Koop. Elk.
EIKA Koop. Elk.
LAGUN ARO Koop. Elk.
FAGOR ELECTRÓNICA Koop. Elk.