DICCIONARIO ELHUYAR

Nogeras, Itziar

Elhuyar Fundazioa

Diccionario Elhuyar. Nueva caja bilingüe de Batasuna. Ha abierto una autopista más ancha entre el castellano y el euskera que cualquier otro. Piel colorida, de miga gorda. Diccionario Elhuyar. Ya se ha presentado al público y ahora, lector, nos trae a tu delante para que tú lo utilices, lo veas, lo analices y lo juzgas. Hace tiempo que en Elhuyar habíamos visto la necesidad de un diccionario euskera-castellano/castellano-euskera. El diccionario Hiztegia 2000 ha sido, sin duda, el más utilizado y conocido.

El trabajo que os presentamos a través de estas páginas es mucho más que una portada colorida, el diccionario Elhuyar español-euskara//castellano-vasco. A pesar de que es un trabajo de piel, de contenido, de fondo, orientado a satisfacer tus necesidades, es el sudor de muchos amigos. El diccionario presentado por Elhuyar Kultur Elkartea ha sido elaborado por un grupo de 13 personas. 85.000 entradas, 120.000 acepciones, 16.000 sub-entradas, 120.000 ejemplos, un debate de once horas, más de un desacuerdo... y un vacío evidente: el vacío dejado por la persona que desde el principio tuvo toda la fe en el trabajo y en el equipo desde que era un mero proyecto, el vacío dejado por el orgulloso don de Cádiz... “ había que hacer, Joseba... y... ¡lo hemos hecho!

El diccionario Elhuyar se presentó por primera vez ante los presentes en el palacio Miramar. Por la izquierda, A. Gurrutxaga, X. Mendiguren, X. Quintana, M. Azkarate, J.J. Arrieta e I. Irazabalbeitia formó la mesa presidencial.

El Diccionario Elhuyar ha tenido desde sus inicios una labor de recopilación y difusión. Ha bebido en fuentes de la tradición vasca, manteniendo lo dicho por los antiguos, con el objetivo de avanzar hacia el futuro. El Diccionario Elhuyar quería ser también un puente entre las dos lenguas, el euskera y el castellano, un puente de futuro: un puente con vigas de nuevos materiales que ha tratado de prever las necesidades de los vascos de hoy y de mañana. El lector tiene una conversación entre dos lenguas, dos comunidades de hablantes, Elhuyar Hiztegia. A continuación se muestra un fragmento que da inicio al diccionario.

El deseo de obtener el diccionario es evidente. Antes de empezar la presentación sólo había un tema en boca de todos. Sólo tienes que verlo, lector.

El vocabulario bilingüe es una cita en la que dos lenguas se interrelacionan y, al igual que sus viejos amigos empiezan a contar historias y ‘en esta ocasión, ¿qué nuevas noticias?’, las palabras comienzan a contarse. Cada uno se desahoga y expone al otro sus propias palabras, frases, temas gramaticales e incluso ejemplos, de la manera más adecuada para comprenderlas en su lenguaje.

Como se ha mencionado anteriormente, el diccionario Elhuyar ya ha hecho su aparición pública. En el Salón de Actos del Palacio Miramar de San Sebastián. Para aliviar los nervios de última hora, la sala estaba llena de gente y ante todos ellos se desnudó el trabajo de los últimos años.

Xabier Mendiguren agradeció especialmente el trabajo realizado por el equipo redactor, en palabras de Xabier Mendiguren.

El acto comenzó con el montaje audiovisual realizado por el equipo informático de Elhuyar. En ella se habló de la importancia de la tradición vasca y del lugar que el Diccionario Elhuyar quería ocupar. Para resumir en pocas palabras lo escuchado y visto, podemos decir que cada época ha tenido su propio vocabulario y que el Diccionario Elhuyar pretende ser un diccionario de nuevo siglo. M. Larramendi, R.M. Azkue, P. Lhande, P. El montaje ofreció una visión retrospectiva de los diccionarios Mujika, y Hiztegia 2000, como muestra del trabajo realizado durante todos estos años, con el objetivo de explicar la evolución de los diccionarios y la lexicografía en general. Mezclado con palabras, música e imágenes, se quiso ofrecer un pequeño y sencillo homenaje a lo realizado hasta la fecha.

Entre las personas que se acercaron a la sala principal del palacio, aparecían numerosas caras conocidas. Es de agradecer especialmente la respuesta de los medios de comunicación.

Elhuyar Hiztegia nace en deuda con la tradición vasca, ha crecido y se ha hecho realidad a la sombra de la tradición vasca, y a la vez ha tenido en todo momento las nuevas necesidades del futuro que cada día nos surgen a todos nosotros. Para consolidar el euskera unificado y estándar en los últimos años, para comprender mejor nuestra tradición, para preparar una lengua cultural moderna y rica, para crear nuevos productos y materiales en los medios de comunicación, la traducción y el euskera, no se puede negar que en todos ellos se haya realizado un esfuerzo extraordinario. ¿No merece la pena reunir los resultados de estas experiencias en un solo trabajo? Así nos pareció a nosotros y en ese empeño surgió el vocabulario que hemos querido presentar también ante ti.

I. Irazabalbeiitia.

“El día de hoy me parece una moneda. Por un lado, estoy llena de alegría y orgullo porque vamos a presentar públicamente el gran fruto del trabajo de dos años. Por otro lado, la tristeza agobia mi corazón hoy, entre nosotros, porque no está Joseba Jaka, que desde el principio tuvo fe en la viabilidad de este diccionario. Por lo tanto, me gustaría que este acto, además de dar a conocer públicamente el diccionario, fuera también un recordatorio y un reconocimiento a la labor realizada por Joseba a favor de la cultura vasca

...

Quiero agradecer sinceramente al señor Juan José Arrieta la colaboración de Caja Laboral para la realización de este diccionario. También quiero felicitar al equipo que está detrás de esta colorida piel. Creo que el espíritu de trabajo que habéis puesto en la necesidad ha sido incansable”.

La lexicografía vasca ha tenido sus propias etapas y ha querido dar respuesta a las carencias, necesidades o desafíos que sentían los hablantes en su entorno. Por ello, la búsqueda o enumeración ordenada de las palabras vascas se ha realizado a veces de manera compleja para mostrar a los castellanoparlantes el rico tesoro de nuestro léxico y la maravillosa singularidad del euskera, a pesar de que el ingenio caluroso que se ha utilizado a menudo ha sorprendido a los locales. Pero como el uso del euskera se ha ido normalizando y oficializando, las necesidades de la elaboración del diccionario se han equiparado a las de los pueblos de alrededor. (…)

X. Quintana.

Los diccionarios vascos se han adaptado a las necesidades reales de los vascos de hoy, para expresar los conceptos que conoce, utiliza y necesita la sociedad actual. En este sentido, sin olvidar el vocabulario de las formas tradicionales de vida de los caseríos y pescadores de nuestro pasado reciente, el diccionario, al igual que los vascos de hoy, se ha ido publicando. (...) Los que estuvimos preparando el Diccionario Vasco Moderno, que más tarde se convertiría en Diccionario Dos Mil. (…)

Desde entonces, han aparecido numerosos diccionarios especializados en diversas ciencias, así como hermosos libros de texto, ensayos e investigaciones. Los escritores también han visto la oferta de los lexicadores y han aceptado algunas palabras y han rechazado otras, en lugar de ellas otras formas, seguramente más apropiadas, y las críticas y preferencias no pueden olvidarse. El diccionario teórico ha tenido que pasar por la piedra de toque de los usuarios. Este es, entre otras cosas, el agujero que pretende llenar este diccionario, para que, una vez recopilados los numerosos testimonios de los cambios de los últimos años, una vez seleccionados, actualizados y ordenados, se ofrezca a todo tipo de vascos.

Tengo que confesar que me ha resultado enriquecedor hacer el recorrido del diccionario. Y es que para poder ejercer de director de un diccionario de este tipo, debes dar respuesta a las entradas que tienes delante. No puedes decir que esta palabra tiene problemas y mejor dejarla para la siguiente. Tienes que pagar lo que es aceptable, o bien aceptar y avanzar en los problemas que tenemos todavía. Dicho de otro modo, con los criterios teóricos que tenemos para la estandarización del léxico, este tipo de trabajos ofrecen la oportunidad de ver qué puede hacer el herrero en el fogón. (…)

M. Azkarate.

Este trabajo también me ha permitido meterme la nariz en cuestiones de terminología. (...) Sin dejar de lado el hilo de la estandarización, los diccionarios y enciclopedias son un buen momento para discutir y decidir si tenemos que elegir el camino del carnicero o de la carne. Lógicamente, la decisión puede ser también la introducción de ambas formas. El diccionario que nos ocupa es la nueva caja bilingüe de la unión, que recoge con generosidad el patrimonio léxico de los dialectos. Y, sobre todo, a cambio de las entradas en castellano, y al mismo nivel, ha pagado por los diferentes dialectos. Y esto, yo creo, no puede hacer más que favorecer la unidad, porque el euskara estándar de hoy no sólo es un lugar para las palabras de uno y otro dialecto, sino que, en más de una ocasión, demuestra la necesidad de estas palabras diferentes. (…)

Sé que alguna de las formas que aparecen en este diccionario sufrirá cambios en los próximos meses y años. No es para sorprender ni para preocuparse. La corrección y complementación se inicia desde el mismo día de su publicación para todos los diccionarios, no sólo para éste. Pero el futuro, el gran trabajo que tenemos entre manos es, sin duda, un futuro de felicidad.

“A pesar de que los traductores han sido siempre uno de los mejores clientes de los diccionarios, tal vez casi nunca se han tomado muy a mano a la hora de romper estos diccionarios. Y al decir traductores no me refiero únicamente a los de oficio, sino a todos aquellos que, de alguna manera, tienen que traducir o traducir algo, sino a la mayoría de nosotros.

X. Mendiguren.

Por eso, cuando me propusieron la invitación a participar en este diccionario y me informaron de que se quería tener muy en cuenta el mundo de la traducción, di mi consentimiento sin pensarlo dos veces. (...) Creo que, de una vez por todas, estamos ante un diccionario que, con contenido y tamaño, responderá plenamente a la mayoría de los traductores y profesores de hoy. (...) Si me preguntan por qué responde a la necesidad de muchos traductores, lo primero que tengo que decir es que un diccionario nunca responde plenamente al trabajo de un traductor, pero en la medida en que es factible establecer un puente entre el lenguaje abstracto a la irrepetible expresión de los textos, este diccionario consigue en gran medida ese acercamiento entre dos lenguas y cultura. (…)

Por lo tanto, con 85.000 entradas y 120.000 acepciones, el único diccionario es el que, por cierto, ha abierto entre el castellano y el euskera una autopista más amplia que cualquier otro. (...) A vosotros y a mí, a quienes vamos a utilizar en el trabajo diario, nos toca ahora juzgar y proponer mejoras para que cada vez sea más preciso, para ganar esa apuesta del euskera que todos tenemos en común.

Diccionario Elhuyar

Su estructura y contenidos no han variado desde 1981. Sabemos perfectamente el trabajo realizado desde entonces para conocer mejor la tradición del euskera y convertirlo en una lengua moderna y poderosa. El principal y más importante resultado de estas investigaciones y avances era innegable que merecía la pena reunirse en un libro.

Por ello, cuando comenzamos el trabajo nos dimos cuenta de que teníamos que ser recogedores, sin inventar lo inventado, de los frutos que ha dado la industria vasca, y de una manera útil y comprensible, organizarnos adecuadamente en un diccionario. Esa ha sido nuestra posición de partida. La información que encontrarás en el diccionario es un puente recién construido entre el euskera y el castellano, pero la inmensa mayoría de los ladrillos, vigas de acero, pilares de hormigón y materiales de revestimiento que hemos utilizado para construirlo no son inventados por nosotros, sino elaborados por instituciones, grupos y euskaltzales. Sólo hemos recogido y unificado lo que ellos han propuesto y difundido. Por eso creemos que este trabajo es una foto bien enfocada del euskera actual.

Antton Gurrutxaga, uno de los directores técnicos, en la presentación del diccionario.

En cualquier caso, antes hemos dicho ‘la inmensa mayoría’, y no todos’, porque hemos tenido que convertirnos en proponentes a veces, a la hora de compensar ciertas palabras en castellano, porque el euskera no ha tenido tradición o porque nadie ha hecho propuestas nuevas o exitosas, si intentáramos llenar el vacío existente. Por eso creemos que el diccionario es un esfuerzo real para afilar las herramientas del euskara actual y prepararlo más cara al futuro.

El diccionario cuenta con cerca de 85.000 entradas entre ambas partes y 120.000 acepciones. Estas mismas cifras nos indican el alcance del diccionario. De hecho, en cuanto al número de entradas, es evidente que no nos referimos a un trabajo básico, concebido con la intención de cubrir únicamente las necesidades más importantes, sino que se ha reunido una masa léxica significativa de ambas lenguas para tener en cuenta las diversas necesidades, no sólo del usuario estándar. De este modo, se ha trabajado en el vocabulario común y general, tanto el histórico como el actual léxico ‘urbanizado’, junto con la terminología técnica, que ha reunido un total de sesenta y siete áreas de conocimiento.

Las acepciones con marca de conocimiento son aproximadamente 18.000 en cada uno de los apartados. Por otra parte, si nos fijamos en el número total de significados, es evidente que se ha hecho un esfuerzo por diferenciar los significados de las palabras y por reflejar con precisión las contraprestaciones que le corresponden en función de ello. Aparte del léxico, el diccionario te informará también de la onomástica. En cada capítulo hay unas 2.800 entradas de Euskal Herria y de lugares del mundo, bautizos o pontes, personajes históricos, etc.

Dentro del artículo de una entrada encontrarás las llamadas ‘sub-entradas’. Pueden ser de dos tipos: por un lado, asociaciones de palabras, estructuras de nombre + adjetivos, etc., es decir, ‘lexias complejas’; por otro, expresiones, locuciones, estructura gramatical, etc. Ambos tipos se estructuran en secciones diferenciadas.

Por último, el artículo siempre define la categoría (o categorías) de la palabra y, en su caso, la marca de uso, el registro lingüístico, la marca del área de conocimiento, etc. En el apartado Euskera-Castellano el dialecto o zona geográfica (Ipar. o D.G.) También se informa. Cuando se ha considerado necesario se han añadido notas entre paréntesis y numerosos ejemplos que ilustran el uso de la palabra.

A la hora de dar las compensaciones hemos tratado de ofrecer el mayor número de sinónimos posible, independientemente de la limitación física del libro. Esto está directamente relacionado con el tratamiento de los dialectos. Hace tiempo que los euskalkis necesitan un sitio en el euskera estándar. Por lo tanto, hemos incluido en la lista de contraprestación de las palabras en castellano las palabras dialectales, sin marcas de dialecto. En el apartado de euskera se indica el dialecto al que pertenecen estas palabras a través de la marca correspondiente.

Una de las tareas principales del vocabulario bilingüe es la construcción por parte del lector de relaciones directas entre los elementos de ambas lenguas, es decir (teniendo en cuenta que una palabra y una contraprestación pueden tener más de un significado), cuando a una palabra le asignamos ese tipo de contraprestación saber con qué sentido o significado se está asociando. De lo contrario, el lector puede formar relaciones erróneas. Una de nuestras mayores preocupaciones en este trabajo ha sido la adopción de medidas para evitarlo.

Un recurso importante para ello es diferenciar bien y claramente los significados en el artículo de la palabra, bien mediante notas o por ejemplo, tal y como aparece en el artículo de los corazones. A cambio hemos tratado de dar la información más detallada posible. Por ejemplo, saber = jakin la igualdad se puede dar por buena en general, pero es cierto que cuando la frase es impersonal ( se sabe …) se sabe en euskera y si además no es así nadie sabe que se utilizan. Así lo conocerá nuestro lector, ya que hemos organizado el artículo de SABER en base a ello.

En otras ocasiones es imposible dar una compensación concreta, ya que en determinados contextos se devolvería de forma diferente, por lo que es necesario realizar una formulación general de este tipo. En estos casos, las formas que aparecen en la traducción de ejemplos no son exactamente iguales a las que hemos puesto en la lista de pagos. Abusar, qué y situación son claros ejemplos de ello. Por lo tanto, hemos querido actuar con libertad en la expulsión de los ejemplos, ofreciendo traducciones que no pueden canalizarse tan claramente como queramos por una simple lista de pagos y que son más amables y naturales. El objetivo es, en todo caso, proporcionar al lector la información de la forma más útil posible para que pueda cumplir con la función que le hemos asignado más arriba al diccionario bilingüe.

En definitiva, no es otro que el objetivo principal de todo este trabajo: que todas las autopistas de comunicación mencionadas anteriormente sean accesibles y cómodas.

Estructura del artículo

Gehitu iruzkin bat

Saioa hasi iruzkinak uzteko.

Babesleak
Eusko Jaurlaritzako Industria, Merkataritza eta Turismo Saila
MAIER Koop. Elk.
KIDE Koop. Elk.
ULMA Koop. Elk.
EIKA Koop. Elk.
LAGUN ARO Koop. Elk.
FAGOR ELECTRÓNICA Koop. Elk.