Txernobil: aniversario en crisis

Carton Virto, Eider

Elhuyar Zientzia eta Teknologia aldizkariaren zuzendaria

Hoy es 17 de marzo. Y ahora que estoy escribiendo este prólogo no sabemos cómo acabará el accidente de la central nuclear de Fukushima. La situación ha empeorado constantemente desde el sábado, con problemas en todos los reactores de la central y derrame radiactivo. Está claro que la situación es muy grave, a partir de ahí todo es un remolino.

Pero sin conocer la magnitud del accidente nuclear de Fukushima, lo que está sucediendo en Japón ha recordado inevitablemente a Chernobil, en vísperas del vigésimo quinto aniversario de la tragedia. El 26 de abril de 1986 tuvo lugar en Ucrania el accidente más grave de la historia de la energía nuclear y destruyó para siempre la vida de miles de personas. Inmediatamente después de la comparación, la industria nuclear ha negado que Fukushima y Chernobil son comparables. Y no, Fukushima no es Txernobil. Las características de la central no son las mismas, ni las características del accidente, ni los comportamientos de los responsables ante el accidente.

Algunos defensoras de la nuclear se han atrevido a ir más y han considerado a Fukushima como un ejemplo de solidez y seguridad ante un terremoto y un tsunami increíbles, con medidas de seguridad. En Bolsa lo han visto de otra manera y enseguida han aumentado las renovables. Las autoridades se comprometen a revisar todos los protocolos de seguridad.

En el calor de la crisis, y más allá del valor de lo dicho por miedo, está por ver las consecuencias del accidente en el desarrollo de la industria nuclear. Presentada como una fuente alternativa de energía sin efecto invernadero, la industria nuclear se había incolgado, pero la central de Fukushima ha mostrado su cara bruta de peligro y ha reforzado el debate del modelo energético.

A pesar de que Fukushima y Chernobil son diferentes, nos han llevado a discutir los mismos temas. ¿En función de qué modelo energético queremos desarrollar? ¿Cuánta energía necesitamos? ¿Qué riesgos tiene? ¿Qué riesgos estamos dispuestos a asumir? ¿Quién toma las decisiones? ¿Qué es la seguridad? Ahora toca hacer frente a la crisis, pero cuando la situación se solucione (esperemos que sea así) las viejas preguntas a resolver seguirán esperando.

Gehitu iruzkin bat

Saioa hasi iruzkinak uzteko.

Babesleak
Eusko Jaurlaritzako Industria, Merkataritza eta Turismo Saila
MAIER Koop. Elk.
KIDE Koop. Elk.
ULMA Koop. Elk.
EIKA Koop. Elk.
LAGUN ARO Koop. Elk.
FAGOR ELECTRÓNICA Koop. Elk.