El arte rupestre se hacía 10.000 años antes de lo que se pensaba

Galarraga Aiestaran, Ana

Elhuyar Zientzia

Un estudio publicado hoy en la revista Science demuestra que el arte rupestre más antiguo fechado es 10.000 años antes de lo esperado. De hecho, con las técnicas de datación empleadas hasta el momento, las artes rupestres más antiguas creían que tenían unos 30.000 años, pero ahora han visto que algunas tenían al menos 40.000 años.
uste-zena-baino-10000-urte-lehenagotik-egiten-zute
Portada de la revista Science del 15 de junio de 2012. Ed. Ciencia

En el estudio se han datado imágenes del arte rupestre de 11 cuevas de Asturias y Cantabria mediante el método de desintegración uranio/torio, entre ellas las de Altamira. La investigación, dirigida por el investigador Alistair Pike de la Universidad de Bristol, ha contado con la participación de Marcos García Díez, profesor del departamento de Geografía, Prehistoria y Arqueología de la UPV. Según él, “la investigación más completa y detallada que se ha llevado a cabo con este método ha sido la publicada ahora”.

--> Ver galería de fotos de la investigación

--> Ana Galarraga ha participado en el programa Factoria de Radio Euskadi

El investigador García Díez ha explicado que, aunque una de las técnicas más habituales para la elaboración de dataciones es la basada en el carbono-14, el arte rupestre antiguo no es útil para la datación, ya que muchas veces usaban pintura roja o grabada, es decir, no utilizaban la materia orgánica para realizar imágenes. En otras ocasiones, García Díez ha determinado que el problema es la contaminación. "Por eso hemos apostado por el método de la desintegración uranio/torio. Este método es muy utilizado en geocronología y, en el caso del arte rupestre, se puede utilizar para conocer la edad de la calcita que hay debajo y por encima de las imágenes. Esto permite conocer la edad máxima y mínima de las imágenes. Sin embargo, hasta ahora no se ha utilizado mucho para ello, ya que tenía ciertas limitaciones o dificultades", ha afirmado García Díez.

Uno de los elementos que se forma al desintegrar el uranio es el torio. Esta desintegración es constante, por lo que la medida de los porcentajes de uranio y torio en una roca permite calcular la edad de la roca. El método es muy preciso, pero no se ha utilizado hasta ahora en la datación del arte rupestre, entre otras cosas porque las muestras debían ser grandes.

Por lo tanto, en primer lugar han tenido que mejorar el método para obtener la máxima precisión con una cantidad mínima de muestras. Esta mejora les permite tener 10 mg de calcita (necesitaban los primeros gramos). Y confirma que han conseguido un buen resultado: "Hasta ahora se decía que las más antiguas eran de hace unos 30.000 años, pero nosotros hemos demostrado que algunas tienen más de 40.000 años". Concretamente, los discos rojos que hay en la cueva de El Castillo tienen más de 40.800 años, por lo que son el ejemplo más antiguo de arte rupestre europeo, según esta datación.

Buscando autores de imágenes

En la datación actual se ha comprobado que una de las manos es anterior a hace 37.300 años y que uno de los discos es mayor de 40.600 años. Esto da lugar a los ejemplos más antiguos del arte rupestre europeo hasta ahora. Ed. Pedro Saura

Según el grupo de investigación, esto tiene consecuencias significativas. De hecho, en aquella zona del Cantábrico los restos más antiguos del Homo sapiens son de hace 41.500 años, y antes de ellos vivían neandertales. Por lo tanto, los investigadores han llegado a la conclusión de que el Homo sapiens tenía la capacidad de utilizar estas técnicas desde el principio, pero no han descartado la posibilidad de que sus autores sean neandertales.

En concreto, García Díez considera que esta última opción es muy posible: “Con datos indirectos sabemos que los neandertales, además de tener una gran capacidad técnica, tienen un pensamiento simbólico. Prueba de ello son algunos ejemplos de arte portátil, como piezas con bandas paralelas de entre 60 y 40.000 años. Es cierto que hasta ahora no hemos encontrado ningún dibujo realizado por neandertales en las paredes de las cuevas, pero eso es debido a que no hemos podido fechar”.

Sin embargo, considera que con el método de datación que han desarrollado ahora la situación puede cambiar: “Debemos tener en cuenta que las pinturas más antiguas que hemos datado no son figurativas, es decir, no hemos encontrado visontes o caballos de más de 40.000 años, sino puntos, etc. Las manos tampoco están pintadas, sino en negativo soplando. Por lo tanto, quizá quienes los hicieron no son la misma población que posteriormente pintaron los animales, tal vez neandertales”.

El equipo de García Diez tiene intención de seguir trabajando, por lo que considera que en breve puede haber evidencias para responder a esta pregunta. “El año que viene aplicaremos nuestra técnica de datación en Francia, Italia y la península Ibérica, pudiendo datar pinturas más antiguas que las actuales. Sin embargo, no será fácil porque la formación de capas de calcita requiere un clima templado y lluvioso, y no siempre ha sido así”.

--> Ver galería de fotos de la investigación.

--> El tema central del número de julio de la revista Elhuyar es el arte rupestre. En concreto, los avances técnicos y metodológicos en la investigación del arte rupestre y cómo han influido en el conocimiento e interpretación de este tipo de expresiones.

Jarrai iezaguzu

Zu idazle

Zientzia aldizkaria

azken alea
Babesleak
Eusko Jaurlaritzako Industria, Merkataritza eta Turismo Saila
MAIER Koop. Elk.
KIDE Koop. Elk.
ULMA Koop. Elk.
EIKA Koop. Elk.
LAGUN ARO Koop. Elk.
FAGOR ELECTRÓNICA Koop. Elk.