Células de la piel del feto para curar las quemaduras

Investigadores suizos experimentan un nuevo método para curar quemaduras graves con resultados realmente satisfactorios. En concreto, se han utilizado células cutáneas fetales para regenerar la piel.

De hecho, las células fueron arrancadas de la piel de un feto de 14 semanas. A continuación, fueron criados en una base de colágeno y, en dos días, los investigadores tenían millones de células. Estas células han sido utilizadas para tratar a ocho pacientes con quemaduras graves. Las células se colocan en las heridas, se cubren con una gasa y al cabo de dos semanas estaban completamente curadas.

Con los métodos convencionales se tarda seis veces más en curar este tipo de quemaduras. En la mayoría de los casos se realizan injertos de piel, es decir, se elimina la piel de otro lugar y se inserta en la parte quemada. Pero se necesitan meses para curarse y queda la cicatriz. La utilización de células cutáneas, por su parte, no deja huella alguna, ya que son extremadamente flexibles.

Aunque las ventajas del método son evidentes, es posible que en algunos lugares se produzca un debate, ya que las células se extraen del feto abortado.

Gehitu iruzkin bat

Saioa hasi iruzkinak uzteko.

Babesleak
Eusko Jaurlaritzako Industria, Merkataritza eta Turismo Saila
MAIER Koop. Elk.
KIDE Koop. Elk.
ULMA Koop. Elk.
EIKA Koop. Elk.
LAGUN ARO Koop. Elk.
FAGOR ELECTRÓNICA Koop. Elk.