La creación del arte paleolítico, objeto de consulta

Galarraga Aiestaran, Ana

Elhuyar Zientzia

Un grupo de investigadores ha demostrado que algunos de los dibujos encontrados en una cueva de Borneo tienen entre 40 y 52.000 años. Esto ha suscitado interrogantes sobre la creación del arte paleolítico, considerado como el arte más antiguo de las cuevas europeas (las más antiguas estiman que tienen una antigüedad máxima de 40.000 años). ¿Dónde y cuándo surgió primero el arte rupestre? Sobre ello ha reflexionado Diego Garate Maidagan, arqueólogo especializado en arte rupestre, a partir de los datos existentes hasta la fecha.
paleolitoko-artearen-sorrera-galdegai
Halladas en la cueva de Lubang Jeriji Saléh (Borneo), estas pinturas tienen una antigüedad mínima de 40.000 años. Ed. Luc-Henri Fage
El dibujo figurativo más antiguo conocido es un bóvido rojizo encontrado en la cueva de Lubang Jeriji Saléh (Borneo), según la arqueóloga Maxime Aubert y su equipo. En la revista Nature se ha afirmado que pintaron el bobino hace al menos 40.000 años y que está en un panel con muchos negativos de las manos, incluso han demostrado que son más antiguas. Además, en otras tres cuevas cercanas se han encontrado más ejemplos de arte rupestre paleolítico y se han utilizado sus datos para afinar la cronología y evolución de este tipo de arte.
 
Teniendo en cuenta los resultados publicados, la investigación es “destacable” según el experto en arte rupestre Diego Garate Maidagan: “Destacaría dos aspectos: la datación propiamente dicha y la pregunta que ha formulado sobre la génesis de este tipo de arte”.
 
De hecho, Garate ha recordado que en Indonesia, antes que en Borneo, también se han encontrado pinturas paleolíticas en Timor y Silawesi: "No son tan antiguas como las actuales. Los de Timor son más recientes, pero en cualquier caso los del Paleolítico Superior; y los de Silawesi, un animal como jabalí, son de hace 35.400 años. Estos de Borneo tienen entre 40 y 52.000 años. Lo cierto es que hay tres islas que en total tienen más de una docena de cuevas con dataciones, y todas son del Paleolítico Superior y su arte es muy homogéneo".
 
Dice que aunque en muchos de los títulos se ha dicho que han encontrado el arte figurativo más antiguo, "eso no se puede comprobar, en el centro de Europa, en Alemania, porque sí hay esculturas de marfil de 42.000 años; no sabemos con certeza cuál es el más antiguo. Pero eso no importa, para nosotros las consecuencias son las más importantes; nuestro objetivo es conocer mejor el origen del arte y los aspectos relacionados con él".
Negativos de manos de color mora sobre otras pintadas de ocres. Entre ambos hay 20.000 años. Ed. Kinez Riza
 
Así, las investigaciones han demostrado que existen dos espacios con el arte del Paleolítico Superior, uno en Oceanía y otro en Europa. Y las imágenes que aparecen --negativas de las manos, animales- son bastante similares en una y otra. Según Garate, no hay duda de que existe una relación entre ambos, "porque si no es muy difícil explicar por qué tienen la misma apariencia".
 
En Indonesia y Europa aparecen distintos animales, ya que las especies que habitaban en cada lugar eran diferentes, pero las formas de las siluetas, la perspectiva, la forma de expresar los detalles de su interior (pelos, por ejemplo), la forma de adaptarse a las paredes de las cuevas, la técnica utilizada, etc. tienen una similitud enorme y los negativos de las manos son iguales. "Si tomáramos el bobino de Borneo y lo situáramos entre los dibujos de Danbolinzulo (Zestoa) o de otra cueva de aquí, casi no nos daríamos cuenta", añade Garate, en broma.
 
Hipótesis y afirmaciones
 
Hay dos hipótesis que explican que las características del arte en ambos lugares sean tan similares: en la misma época, en ambos lugares y en cada uno por su parte, desarrollaron el mismo tipo de arte, o ambas tienen el mismo origen y de ahí vienen.
 
Garate apuesta por la segunda hipótesis: "Creo que lo más sensato es pensar que este tipo de arte se desarrolló en un lugar entre dos lugares, y que los que lo hacían, al migrar, llevaron su arte de una manera u otra. La clave es encontrar ese lugar, pero puede estar en África o Oriente Próximo. La cuestión es encontrarla, porque todavía quedan muchos sitios por investigar".
 
La otra hipótesis se considera mucho más improbable: "Esto es muy difícil y no tenemos ninguna evidencia para pensar que fue así. En cualquier caso, la hipótesis está ahí, porque no podemos descartarla hasta encontrar pruebas a favor del otro".
 
Por lo tanto, ha remarcado que, por un lado, el arte figurativo más antiguo conocido hasta el momento se encuentra en dos zonas casi antípodas, por lo que el de Europa no es el único, ni el más antiguo, y, por otro lado, está relacionado con el Homo sapiens, especie a la que esta especie llega, y no antes.
 
Dataciones puntuales acompañadas
 
No cabe duda de que para completar la historia es imprescindible que las dataciones sean fiables, y ese es el otro aspecto que Garate ha destacado de la investigación liderada por Aubert: "Se ha utilizado la técnica de desintegración uranio/torio, pero el procedimiento de toma de muestras es mucho más científico de lo habitual".
 
Explica que se ha utilizado la ablación láser para la toma de muestras. "Gracias a ello, adquieren láminas delgadas y a través de la estratigrafía se ven todas las capas: calcita bajo la pintura, capa de pintura y calcita sobre ella. Entonces saben cómo se ha desarrollado la calcita, cuándo se ha hecho la pintura y cómo ha ocurrido si sobre ella se ha vuelto a crear calcita". Además, estudian la composición de la calcita, de manera que los algoritmos de cálculo también son más completos de lo habitual.
 
Hienas de la cueva de Chauvet (Francia) de hace 32.000 años. Ed. Jacques Toubon/Dominio público
Eso sí: con la ablación láser, las muestras tienen una medida aproximada de una moneda, y en los yacimientos europeos la conservación es la prioridad, por lo que no se utiliza este método para la toma de muestras. En su lugar, rascando con un bisturí, toman una pequeña muestra para destruir la pintura lo menos posible. Esto se debe a que no se hace estratigrafía ni se analiza la calcita, por lo que los resultados son claramente menos precisos. "La fiabilidad de las dataciones es baja respecto al procedimiento empleado en Indonesia", explica Garate.
 
Esto no significa que las dataciones europeas no tengan valor: "Debido a las numerosas dataciones que se han hecho en las cuevas europeas, tenemos muchos datos. Así, a pesar de los resultados de las aristas, la mayoría que confluye nos da cierta certeza. Por ejemplo, en Chauvet (Francia) se han realizado unas doscientas dataciones y el 5% son raras. El resto son coherentes y se han realizado en diferentes laboratorios. Por lo tanto, se pueden considerar bastante seguras".
 

Gehitu iruzkin bat

Saioa hasi iruzkinak uzteko.

Babesleak
Eusko Jaurlaritzako Industria, Merkataritza eta Turismo Saila
MAIER Koop. Elk.
KIDE Koop. Elk.
ULMA Koop. Elk.
EIKA Koop. Elk.
LAGUN ARO Koop. Elk.
FAGOR ELECTRÓNICA Koop. Elk.