Olimpiadas y doping

El pasado mes de julio y agosto se celebraron las Olimpiadas en Atlanta. Hemos escuchado las medallas, los nombres de los ganadores y las nuevas marcas, pero muchos atletas tuvieron antes “química”.

La primera característica que debe tener la asistencia química al atleta es su indetectabilidad. Al disponer de productos nuevos a su alcance, evitar controles antidopaje no es difícil. La hormona del crecimiento, por ejemplo, no es detectable en los controles, aunque la Comisión Internacional de Olimpiadas, en un informe de septiembre de 1995, reconoció que afectó a deportistas de alto nivel. Los halterofilia y sprinter son muy apreciados y se toman cuando se necesitan músculos fuertes o vivos.

Cuando se observan cambios significativos en el cuerpo del atleta, muchas veces se trata de una hormona de crecimiento en la base, pero la presencia de grandes músculos no es la prueba total de haber tomado esta hormona, ya que algunos atletas recibidos mantienen su aspecto de delgado. Los mejores expertos en esta droga están en Estados Unidos, y son muchos los deportistas que se dirigen hacia ella.

Otro producto indetectable es la eritropoyetina (Epo). Esto lo aprecian quienes practican deporte de fondo, ciclistas o carreras de fondo.

Como estos elementos indetectables se han incorporado a los deportes, se puede decir que hay dos tipos de atletas. Algunos, que todavía no tienen los últimos avances a su alcance, corren el riesgo de dopar y atrapar en el control con productos habituales. Los demás, por su parte, toman temas que no dejan huella. El coste de la preparación de estos últimos deportistas es de aproximadamente diez millones de pesetas (400 mil libras) por persona y año.

Para detectar estos productos en el deportista sería necesario realizar un análisis de sangre, pero por motivos “éticos”, atletas y federaciones renuncian a este sistema de control. De momento se limitan a analizar la orina. Si se analizara la sangre, lógicamente los resultados de las Olimpiadas serían muy diferentes.

Necesidad de “ayudar” al cuerpo

Cuando se combina deporte y dinero, los atletas se convierten en mercenarios. Cuando hay miles de millones a la baja del centésimo segundo, con la ayuda de la química se sobrefuerza a los deportistas. La doctora Hervé Stoicheff, dedicada a la medicina deportiva en Burdeos, afirma que en los atletas que se preparan “naturales” la participación en los resultados es de un 20% de entrenamiento, 20% de tendencias genéticas, 10% de higiene de vida y 50% de higiene mental. La función del entrenador será, por tanto, lograr el equilibrio más adecuado entre estos factores.

La eritropoyetina es indetectable y es apreciada por deportistas de fondo como los futbolistas.

Sin embargo, una vez alcanzado este equilibrio, para el deportista es cada vez más difícil superar su límite. Todos los profesionales de la medicina deportiva reconocen que la curva de mejora del atleta deja de crecer para convertirse en una línea horizontal. Luego la línea comienza hacia abajo.

Para salir de esta parada, los atletas que se preparan “naturales” tienden a aumentar los entrenamientos, pero los resultados son muy malos. Porque el cuerpo se cansa demasiado, las primeras marcas no llegan a igualarse. Y es que el cuerpo no tiene margen para recuperar lo que ganó en los ejercicios. Es el momento más peligroso para el deportista, porque cree que el dopaje es la única vía para mejorar los resultados.

La evolución es lógica. En primer lugar, el atleta busca productos para poder soportar los entrenamientos. Inicialmente tomará esteroides anabolizantes y dieta hiperproteica. De esta forma se eleva una mayor carga y aumenta la fuerza muscular. Debido al cambio biológico, el deportista seguirá mejorando sus marcas.

Además, una vez ingeridos estos productos anabolizantes, el día de la prueba deportiva se da un empujón al cuerpo con las anfetaminas. Aumenta la confianza en sí mismo y las ganas de competir. Por eso ganará el que más rabia tenga cuando dos deportistas con la misma capacidad física compitan.

Pero el dopaje también tiene otros obstáculos. El deportista ve que los entrenamientos pueden ser más frecuentes e intensos, pero esto provoca desgarros musculares, tendinitis y trastornos psicológicos. Además, en función de los productos recibidos a largo plazo se producen daños.

Tipo de droga Comienza a usarse

Anfetaminas Anabolizantes Betabloqueantes Coraminas Corticoides Diuréticos Eritropoietina Efedrina Heptaminola Hormona de crecimiento Testosterona

1930 1940 1958 1925 1936 1956 1950 1934 1953 1944 19351936 1954 1978 1929 1960 1968 1968 1987 1964 1956 1956 1956 191968 1974 1985 1968 1968 1968 1987 1968 1.968 1.968 1.968 1.968 1.968 1.968 1.968 1.91.968 1.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.91.9

El dopaje de cada deporte

1. Fuerza necesaria (sobre todo en halterofilia y sprints)

  • Hormona de crecimiento (o hormonas peptídicas) Nombres comerciales del producto: Genotonorm, Maxomat, Umatrope. Los jóvenes aumentan su masa muscular (10-20 kilos en algunos meses). Los daños que produce son: hinchamiento de tejidos blandos, hinchazón de los huesos e hipertrofia, hipertrofia de órganos (glándulas salivales, hígado, riñones, corazón, bazo...), pólipos en el colon, hipertensión, diabetes y trastornos cardiovasculares. La droga es indetectable y se utiliza en todos los deportes excepto cuando se necesita concentración.
  • Nandrolona (esteroide anabolizador) Nombres comerciales del producto: Trophobolene, Durabolin, Dynabolon. Aumenta la masa muscular, aumenta la capacidad de entrenamiento y mejora la resistencia al dolor. Los daños que ocasiona son: cáncer de hígado, hepatitis, hipercolesterolemia, crisis de hipertensión, diabetes, esterilidad, frenar el crecimiento de los jóvenes, que las mujeres aparezcan en el hombre y que se violen los músculos. Esta droga es detectable y se utiliza principalmente en carreras de fondo (de más de 10.000 metros), remo, boxeo, ciclismo y lanzamientos.
  • Testosterona (esteroide anabolizador) Nombres comerciales del producto: Halotestin, Androtardyl, Proviron. Aumenta la masa muscular, aumenta la capacidad de entrenamiento, provoca agresividad y cura rápidamente lesiones musculares y zurdas. Los daños producidos son: cáncer de próstata, adenoma prostático, cáncer de mama en hombres, insuficiencia renal, hepática o cardíaca y agresividad. Se puede detectar esta droga. Se utiliza sobre todo en los deportes de testosterona mencionados y además en los de sprint.

2. Cuando se requiera duración (sobre todo ciclismo y carreras de fondo)

  • Cuando se combina deporte y dinero, los atletas se convierten en mercenarios. Cuando hay miles de millones a la baja del centésimo segundo, con la ayuda de la química se sobrefuerza a los deportistas.
    Eritropoyetina (hormona peptídica) Nombres comerciales del producto: Eprex, Recormon. Aumenta la capacidad de oxigenación, aumenta la duración y disminuye el tiempo de adaptación a competiciones de altitud. Los daños producidos son: hipertensión, trombosis, convulsiones, síntomas de la gripe, dolor óseo y reacciones cutáneas. La droga es indetectable, y además de los deportes mencionados, se utiliza principalmente en natación, esquí de fondo y fútbol.
  • Transfusiones de sangre Mejora la capacidad de oxigenación, aumenta el consumo máximo de oxígeno, aumenta la potencia aeróbica máxima y aumenta la duración. Los daños producidos son: incompatibilidad entre glóbulos blancos y plaquetas de dos sangre, simulación de crisis de paludismo, escalofríos, aumento de la temperatura, edema pulmonar, hipocalcemia severa, fajas, malestar, hepatitis vírica, rubéola, diabetes y debilidad cardiaca. Las transfusiones son indetectables y se utilizan en los deportes mencionados en el caso de la eritropoyetina.

3. Agilidad requerida (sobre todo en sprints y ciclismo)

  • Clenbuterol (betaestimulante) Nombres comerciales del producto: Ventkulmin (veterinario), Planipart (veterinario). Aumento de la capacidad respiratoria, extensión de las vías respiratorias, crecimiento muscular y mantenimiento de la aceleración final. Los daños producidos son vibraciones musculares, taquicardia y dolores de cabeza. Esta droga es detectable y se utiliza, además de en los deportes mencionados, en tiros (peso, disco, martillo y jabalina) y en halterofilia.
  • Cortisona (corticoesteroides) Nombre comercial del producto: Cortisone Roussel. Aumenta la voluntad, genera euforia y elimina el dolor, la fatiga y el estrés. Sus efectos son: úlceras, infecciones víricas, amortiguación de defensas del organismo, accidentes neuropsicológicos, descalcificación ósea, diabetes, edemas, tendinitis, hipertensión arterial, debilitamiento de todos los tejidos e insuficiencia suprarrenal. La droga es indetectable y se utiliza no sólo en los deportes mencionados hasta ahora en este grupo, sino también en la gimnasia.
  • Efedrina (estimulante) Nombres comerciales del producto: Clarix, Stopasthme, Tedralan. Estimula, aumenta la confianza en uno mismo, genera muchas ganas de ganar y frena la sensación de cansancio. Los daños producidos son cefaleas, insomnio, latidos, hipotensión arterial, lentitud de la función del corazón y mayor rapidez en el paso de la comida en el intestino. Esta droga es indetectable y además de los deportes mencionados en este apartado, los consumidores son el hockey sobre hielo, el boxeo, el remo y el esgrima.

4º Concentración necesaria (en deportes de tiro)

  • El clenbuterol, la cortisona y la efedrina son las drogas más utilizadas en los deportes de celeridad. La primera no, pero se pueden detectar las otras dos.
    Propanolol (betabloqueante) Nombres comerciales del producto: Avlocardyl, Hemipralon. Estabiliza el estado emocional, mejora la concentración y relaja disminuyendo la taquicardia, el estrés o las vibraciones. Elimina el miedo, ralentiza el ritmo del corazón y facilita el disparo entre pulsaciones. Sus efectos son hipoglucemia, astenia, vértigos, insuficiencia cardíaca y trastornos del ritmo y del humor. Esta droga no es detectable y se consume principalmente en deportes de tiro, biatlón, pentatlón, carreras de automóviles, golf, saltos de esquí y tenis.
  • Benzodiazepina (sedante) Nombres comerciales del producto: Temesta, Tranxene, Valium. Reduce el miedo, el nerviosismo y la tensión psíquica. Elimina la ansiedad. Puede causar insuficiencia respiratoria. Además de los deportes mencionados hasta ahora en este apartado, los consumidores son el esgrima, el bobsleigh y los deportes de caballos.
  • Cocaína (estimulante) Aumenta la actividad cerebral, mejora la percepción, acelera la memoria y fortalece los reflejos y la luminosidad. Produce sudor frío, agresividad, obesidad, ansiedad, dolor de cabeza, pérdida de apetito y adelgazamiento, lesiones nasales, dolor de pecho, temblores, etc. Se puede detectar esta droga. A los deportes mencionados en este primer apartado hay que añadir el atletismo (sprints), baloncesto, boxeo, ciclismo, hockey sobre hielo, natación y tenis.

Jarrai iezaguzu

Zu idazle

Zientzia aldizkaria

azken alea
Babesleak
Eusko Jaurlaritzako Industria, Merkataritza eta Turismo Saila
MAIER Koop. Elk.
KIDE Koop. Elk.
ULMA Koop. Elk.
EIKA Koop. Elk.
LAGUN ARO Koop. Elk.
FAGOR ELECTRÓNICA Koop. Elk.