Londres es un pasaporte biológico para 2012

Roa Zubia, Guillermo

Elhuyar Zientzia

Durante estos años se está produciendo un salto cualitativo en las medidas antidopaje. Para combatir el fraude de los deportistas, ya no sólo se buscan sustancias prohibidas, sino que también se ha comenzado a hacer un seguimiento de los parámetros fisiológicos del deportista, y incidencias imprevistas pueden ser consideradas como dopaje, aunque no se tenga constancia de que se hayan utilizado sustancias o métodos prohibidos. Se trata de un pasaporte biológico que ya se está aplicando en algunos deportes y que se está extendiendo rápidamente. En este camino, las jeringas y los tubos de recogida de orina están listos para los Juegos Olímpicos de Londres.
londres-2012rako-pasaportea-biologikoa-da
Ed. Londres 2012 ©

El atleta portugués Helder Ornelas no asistirá a los Juegos Olímpicos de Londres. En los juegos de Sydney participó en la carrera de 5.000 metros y en los juegos de Pekín en el maratón. Pero no participará en ninguno de los juegos de Londres; la Federación Portuguesa ha dejado cuatro años sin capacidad de competir porque ha dado positivo en los análisis antidopaje. De hecho, no han detectado sustancias prohibidas en el cuerpo y no han demostrado que ha utilizado otro procedimiento ni autorizado. Pero los expertos creen que se ha dopado de alguna manera.

La denuncia proviene de los controles del pasaporte biológico. Los análisis realizados entre diciembre de 2009 y noviembre de 2010 permitieron registrar los parámetros sanguíneos habituales de Orneles. En los análisis de sangre de mayo de 2011 se modificaron estos parámetros, existían irregularidades y la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) consultó a tres expertos sobre el caso de Ornelas. Los tres estaban de acuerdo: la explicación más lógica para las irregularidades es el dopaje. La IAAF abrió un expediente al deportista y recomendó a la Federación Portuguesa que le sancionara durante cuatro años. Y la federación, siguiendo la recomendación, castigó al deportista.

--> Análisis del médico deportivo Iñaki Arratibel sobre la lucha contra el dopaje.

Fue el primer caso, pero es posible que haya muchos más casos. Por ejemplo, un deportista puede tener parámetros más bajos o más altos de lo habitual en los juegos y ser sancionado. Así lo quiso destacar el investigador del King's College David Cowan, responsable del laboratorio de análisis de juegos.

Los juegos de Londres serán, con diferencia, los Juegos Olímpicos que tendrán los controles más exigentes hasta el momento. Comenzarán el 27 de julio y durarán 17 días. Durante este periodo, un equipo de 150 científicos realizará el mismo número de análisis que realizan habitualmente en un año: al menos 6.250 análisis de orina y el 20% de sangre de los deportistas. Allí, por supuesto, buscarán indicios de sustancias prohibidas en la sangre y orina de los deportistas y explorarán la evolución del pasaporte biológico.

Ed. Londres 2012 ©

Sangre, hormonas y esteroides

La idea es explorar la evolución de un deportista analizando tres perfiles. Por un lado incluyen el análisis hematológico del deportista, por otro el de los esteroides y por último el endocrinológico. El primero analizará el número y estado de los glóbulos rojos y los otros dos analizará la presencia de hormonas. En todos los casos se trata de productos generados por el cuerpo, por lo que es difícil discernir si sus altos niveles son consecuencia de una inyección externa. De ahí la idea del pasaporte biológico de que estas sustancias no presentan variaciones significativas en el cuerpo si no son debidas a una irregularidad, por lo que la evolución de estos perfiles puede ser revisada en el tiempo. Cuando esto ocurre, se pueden realizar más estudios para determinar si la causa de la irregularidad es el dopaje.

Sin embargo, todavía no pueden controlar los tres perfiles, ya que no han puesto en marcha la metodología para ello, ni en los juegos de Londres se analizarán los perfiles de esteroides ni de otras hormonas. Por lo tanto, de momento, sólo miden el perfil hematológico en el pasaporte biológico.

Los análisis de sangre han sido prioritarios por el prestigioso EPO y las transfusiones de sangre. De hecho, el control de ambas ha sido una de las principales razones para inventar el pasaporte biológico. EPO, eritropoyetina, es una molécula que pone en marcha la formación de glóbulos rojos, una hormona. La inyección de EPO aumenta la producción de glóbulos rojos. Y otra vía para conseguir el mismo efecto es la transfusión de sangre con muchos glóbulos rojos antes de la competición. La asociación internacional antidopaje WADA considera estas dos actividades como dopaje, pero son difíciles de detectar.

Oiana Blanco. Judoka. Orio, 1983. Los primeros juegos olímpicos serán de Londres, donde no serán controlados con pasaporte biológico. Ed. © Oiana Blanco

Para el perfil de sangre del pasaporte biológico se miden hematocrito, hemoglobina, porcentaje de reticulocitos y otros cinco indicadores, todos ellos relacionados con el transporte de oxígeno. Los controles son numerosos. "Además de los análisis realizados por la Federación, los controles son realizados por WADA y IAAF", afirma Mikel Odriozola, atleta que participará en la 5000 edición de los juegos de Londres. "La mayoría de los análisis tienen lugar en competiciones, pero a menudo son inesperados. Normalmente en las competiciones suele haber análisis de sangre. Fuera de la competición, suelen ser de orina y sangre; la Federación Española solo hace de orina y la de sangre normalmente la hacen los de WADA".

El registro del odriozola, además, está formado por datos antiguos. "Siempre estoy pasando controles. En 1996 empecé en el centro de alto rendimiento de San Cugat de Barcelona y desde entonces hago dos o tres controles al año". Sin embargo, recibir tantos datos no garantiza el control perfecto de los deportistas.

Cambios sin dopaje

Por un lado, no es seguro que el sistema de pasaporte biológico detecte microtransfusiones. Por otro lado, las fluctuaciones de los parámetros sanguíneos, por ejemplo, no son necesariamente indicadores de dopaje. Viajes, tratamientos médicos, accidentes, cambios de alimentación, etc. pueden alterar los parámetros del deportista, por lo que el control del pasaporte biológico obliga a los deportistas a revelar su vida, estén o no en competición.

Mikel Odriozola. Atleta. Errenteria, 1973. Estuvo presente en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y también en los de Londres. Control del pasaporte biológico. Ed. © Mikel Odriozola

"Tienes que decir todos los días dónde estás las 24 horas", explica Odriozola. "Rellenamos unas fichas cada 3 meses. Debes escribir qué campeonatos vas a realizar, dónde vas a entrenar, etc. Y si en esos tres meses cambio de sitio de repente, por ejemplo una semana, tengo que avisar de que estoy allí".

Sin embargo, este estricto control de la vida personal no es exclusivo del pasaporte biológico. En los juegos de Londres el pasaporte sólo se aplicará en algunos deportes --atletismo, remo, triatlón, ciclismo y natación -; en el judo, por ejemplo, no se utilizará y, sin embargo, el seguimiento a los judíos es riguroso.

Oiana Blanco es un buen ejemplo de judoka que acudirá a los juegos de Londres. "Yo estoy incluido en el plan de ADO [ADO es la Asociación Española del Deporte Olímpico]. Tengo que escribir dónde voy a estar en cada momento. El registro debe enviarse trimestralmente indicando su ubicación en horario de mañana y tarde". Sin embargo, el número de análisis es menor. "A mí sólo me hacen análisis de orina. Suele ser dos o tres veces al año, a veces inesperadas".

El futuro del pasaporte en duda

Ed. Londres 2012 ©

Las federaciones deportivas y de todos los países no han aceptado el pasaporte biológico. La idea sólo tiene unos años, viene del mundo del ciclismo. Fue propuesta por la Asociación Internacional de Ciclistas UCI en 2007 y comenzó a aplicarse a principios de 2008. En estos pocos años se ha extendido a otros deportes y parece que la tendencia es extenderse a todos los deportes. Por ejemplo, el Parlamento francés ha aprobado una ley para su aplicación a todos los deportes a partir de julio de 2013.

Pero también tiene críticas estrictas. "¿Todo sirve para luchar contra el dopaje?" pregunta Guillermo Amilibia, abogado especializado en deportes, en la web especializada Iusport. Hay que tener en cuenta que el sistema de pasaporte no garantiza que el deportista sancionado haya sido dopado. No respeta la presunción de inocencia. Además, hacer un seguimiento riguroso al deportista es caro, demasiado caro para algunos países.

El 27 de julio comienzan los Juegos Olímpicos de Londres, la cita más importante que ha tenido hasta ahora el pasaporte biológico. Se puede considerar como prueba lo que ocurre allí. Posteriormente habrá que ver quién y para qué acepta el pasaporte biológico.

Lista de prohibiciones
El control del pasaporte biológico no busca directamente sustancias prohibidas, sino que es continuación de parámetros fisiológicos. Pero durante este seguimiento también se realizan controles rutinarios en los que sí se buscan sustancias prohibidas. ¿Cuáles son estas sustancias? Pues bien, la organización internacional antidopaje, WADA, renueva anualmente una lista de sustancias para determinar qué es y qué no.
Las sustancias están clasificadas. Algunos están siempre prohibidos y otros sólo durante la competición. Y estos dos grupos también están clasificados en subgrupos.
El primer subgrupo de sustancias permanentemente prohibidas son anabolizantes, productos que fomentan el crecimiento de los tejidos. En el listado aparece claramente: "Están prohibidos los anabolizantes". En este grupo, por ejemplo, se encuentra el clenbuterol, que fue detectado en el caso del ciclista Alberto Contador. El segundo grupo son factores de crecimiento, como las insulinas. En el tercer grupo hay sustancias beta agonistas. Sustancias que tienen el mismo efecto que la adrenalina: abren bombas de calcio en las células y estimulan el corazón. En el cuarto grupo se encuentran algunas hormonas que regulan el metabolismo. Y el quinto contiene sustancias que cubren las sustancias diuréticas y los efectos de otras sustancias.
En las sustancias prohibidas durante el concurso hay cuatro grupos: estimulantes (la propia adrenalina), narcóticos, cannabinoides y glucocorticosteroides.
La lista incluye tres tipos de actividades prohibidas: métodos de promoción del transporte de oxígeno, manipulaciones físicas y químicas (transfusiones, por ejemplo) y dopaje genético (utilización de genes manipulados, por ejemplo).
En todos estos grupos hay excepciones y detalles. Existe también una pequeña lista de sustancias naturales prohibidas en determinados deportes.

Jarrai iezaguzu

Zu idazle

Zientzia aldizkaria

azken alea
Babesleak
Eusko Jaurlaritzako Industria, Merkataritza eta Turismo Saila
MAIER Koop. Elk.
KIDE Koop. Elk.
ULMA Koop. Elk.
EIKA Koop. Elk.
LAGUN ARO Koop. Elk.
FAGOR ELECTRÓNICA Koop. Elk.