Nuevos airbags para automóviles

Desde su aparición hace unos quince años, los airbags de los automóviles responden cada vez mejor a la seguridad del vehículo. No obstante, dentro de tres o cuatro años se lanzarán airbags “inteligentes” adaptados a la morfología de cada viajero.

Dentro de pocos años en los coches los airbags o bolsas hinchables estarán repartidos en su interior y un ordenador calculará de forma instantánea qué airbags deben soplar y cómo y cuánto deben hincharse teniendo en cuenta la morfología de cada pasajero. Así será posible que los padres, los hijos y los niños salgan sanos al sufrir un accidente en el coche.

Los automovilistas llevan años diseñando sacos o bolsas hinchables inteligentes. Se estima que los primeros se publicarán en torno al año 2000. Pero, ¿cómo se conseguirán resultados tan satisfactorios en los accidentes? Para ello el sistema deberá detectar lo primero que se debe proteger. Decidirá si los asientos están llenos o no primero y si el sentado es una persona mayor, joven o de brazos. Esto implica respuestas inteligentes.

Detección del viajero

El primer paso, como hemos dicho, detectará si el asiento está vacío o lleno. Este es un punto importante, ya que el airbag del asiento contiguo al conductor en caso de accidente en los vehículos actuales, siempre se hincha aunque no haya viajeros, y los daños materiales que produce no son despreciables. Por ello, Holanda y Alemania amenazan con que las aseguradoras no paguen los daños materiales causados por el segundo airbag.

Hasta que la cabeza golpea la bolsa pasan 60 milisegundos.

Para inflar la bolsa sólo cuando se necesita, lo mejor es detectar si hay pasajeros o no. Un sistema para ello es colocar unos minicaptadores en el asiento del vehículo. Cuando el pasajero se sienta, la persona presiona un pequeño dinamómetro similar a los aparatos de pesaje. En breve este dinamómetro medirá el peso de la persona sentada y podrá saber si es mayor o menor.

Otra forma de saber si el asiento contiguo al conductor está vacío es accionar manualmente un interruptor. Este sistema se utiliza ya en Estados Unidos, pero dentro de dos años el sistema podrá distinguir si la persona es mayor o si en su asiento especial está el niño de brazos. Los asientos especiales para niños dispondrán de una tarjeta electromagnética para enviar la señal y el ordenador neutralizará el airbag correspondiente. El sistema conocerá la presencia de personas adultas mediante captadores de variación de tensión en asientos. Cuando el peso del pasajero supera los 15 kilos, se envía la señal a la unidad central.

Estos procedimientos, desarrollados por las empresas AMP de Bosch, Siemens y Norteamérica, tienen una clara limitación: no tienen en cuenta la morfología del pasajero ni su comportamiento en el vehículo, es decir, no tienen “inteligencia”.

Sistema inteligente

No basta con inflar la bolsa en caso de accidente. Y es que hay que inflar de forma diferente al que está sentado dependiendo de si es joven, persona mayor, mujer o cuerpo grande. Para ello contará con captadores en salpicadero, asientos, pilares centrales y puertas. Detectarán el tipo de viajero y su posición dentro del vehículo en cada momento. A continuación, la unidad central determinará las bolsas que se inflan y la cantidad de gases que se introducen en cada bolsa. Se están estudiando diferentes métodos para conseguirlo. Algunos se basan en rayos infrarrojos, otros en ultrasonidos, altas frecuencias, etc. Al final no sabemos qué tipo de sistema prevalecerá, pero sin duda se van a implantar sistemas inteligentes.

Proyecto de la casa Bosch para la seguridad del vehículo. La unidad central está conectada a los airbags 2, 3 y 4, a los 5 estiradores de cinturones de seguridad, a los 6 detectores de ocupación de asientos y a los 7 captadores laterales.

Airbags laterales

En los automóviles aparecieron primero los airbags delanteros para el conductor y el acompañante, pero también se han empezado a colocar los laterales. Son más pequeños que ellos (unos 15 litros), pero se inflan muy rápido. Hay que tener en cuenta que las bolsas delanteras se llenan en 50 milisegundos y las laterales en 20 milisegundos. Los airbags laterales se sitúan en la puerta o en el borde del respaldo del asiento. Los airbags laterales actuales protegen sobre todo el pecho del cuerpo, pero pronto aparecerán también los que protegen la cabeza.

BMV y Autoliv prefieren colocar dos airbags diferentes en un mismo coche, pero otros como Allied Signal, TRW y Delphi prefieren usar un solo tipo de airbag de unos 25 litros.

Los airbags laterales comenzarán a instalarse para todos los viajeros (delanteros y traseros) en el próximo milenio, pero la casa Kía de Corea construirá los airbags para las rodillas el próximo año. Los airbags también se colocarán en la parte trasera de los asientos delanteros para proteger a los ocupantes de los asientos traseros.

Jarrai iezaguzu

Zu idazle

Zientzia aldizkaria

azken alea
Babesleak
Eusko Jaurlaritzako Industria, Merkataritza eta Turismo Saila
MAIER Koop. Elk.
KIDE Koop. Elk.
ULMA Koop. Elk.
EIKA Koop. Elk.
LAGUN ARO Koop. Elk.
FAGOR ELECTRÓNICA Koop. Elk.