Advierten que la lluvia de microplásticos puede ser más grave que la lluvia ácida

mikroplastikoen-euria-euri-azidoa-baino-larriagoa-
Ed. Pixabay

Según un estudio publicado en la revista Science, la lluvia emite continuamente microplásticos atmosféricos. En los parques nacionales protegidos del oeste de EE.UU. se calcula que cada año emiten más de 1.000 toneladas métricas de microplásticos, una cantidad equivalente a 120 millones de botellas de plástico. Los investigadores recuerdan que este dato sólo corresponde al 6% de la superficie de EEUU para advertir de la magnitud del problema.

Según el estudio, el 98% de las muestras de lluvia recogidas contenían microplásticos. De todas las partículas atmosféricas, un 4% eran polímeros sintéticos. Según los investigadores de la Universidad de Utah, la mayoría son microfibras que liberan las prendas de poliéster en la lavadora.

Además de recoger muestras de microplásticos, se ha analizado el origen de cada tormenta: la ciudad por la que han pasado las tormentas antes de verterlas. Parece que el viento extrae las partículas de microplástico del suelo y las transporta desde la atmósfera. Así, se ha estudiado el recorrido de las tormentas y se ha plasmado en un mapa cómo los sistemas meteorológicos transportan las partículas. Se ha detectado que los microplásticos llegan a corrientes de aire elevadas, lo que explicaría cómo las partículas plásticas llegan lejos y cómo se están contaminando los hábitats hasta ahora considerados limpios. Tenemos muy cerca un ejemplo: Las ciudades europeas están llenando de microplásticos el Ártico.

Los autores del estudio muestran su preocupación por la dificultad de su detección a medida que los microplásticos se van convirtiendo en nanoplásticos. De momento no han conseguido detectar partículas inferiores a cuatro micrómetros, pero esto no significa que no estemos respirando.

Los investigadores advierten que la lluvia plástica puede ser un problema más grave que la lluvia ácida. De hecho, la lluvia ácida es debida al dióxido de azufre y al óxido de nitrógeno, que se ha conseguido reducir parcialmente. Pero ven mucho más difícil limpiar el agua, la tierra y el aire con microplásticos y nanoplásticos.

Gehitu iruzkin bat

Saioa hasi iruzkinak uzteko.

Babesleak
Eusko Jaurlaritzako Industria, Merkataritza eta Turismo Saila
MAIER Koop. Elk.
KIDE Koop. Elk.
ULMA Koop. Elk.
EIKA Koop. Elk.
LAGUN ARO Koop. Elk.
FAGOR ELECTRÓNICA Koop. Elk.