El futuro del hidrógeno

td class="art-text" valign="top">

El hidrógeno es un combustible con futuro. Se quema sin producir suciedad, forma agua como residuo de la quema y además una pequeña cantidad produce grandes cantidades de energía. A pesar de que entre la población existe el miedo a que el hidrógeno sea peligroso (por su elevada inflamabilidad), los expertos afirman que no es más peligroso que otros combustibles. Por su abundancia y ligereza, el hidrógeno puede ser un buen combustible para determinadas aplicaciones en el próximo siglo. (Ver artículo "HIDRÓGENO COMO COMBUSTIBLE" en este número).

Antes de poder utilizar el hidrógeno como combustible, es necesario encontrar una vía de producción adecuada y económica. En la actualidad la mayor parte del hidrógeno proviene de combustibles fósiles como el gas natural y el carbón. Como todos son combustibles apropiados, sería una burrada usarlos como materia prima para conseguir otro combustible. La mejor forma de obtener hidrógeno a largo plazo es la electrólisis del agua (el hidrógeno y el oxígeno del agua se separan mediante la aplicación de una corriente eléctrica). Sin embargo, y de momento, esta vía es antieconómica.

Mientras tanto, unos químicos de la universidad escocesa St Andrews proponen un método alternativo para obtener hidrógeno. La materia prima sería el etanol, producto lateral en muchos procesos industriales, con técnicas fotovoltaicas y catalisantes de rodio.

Gehitu iruzkin bat

Saioa hasi iruzkinak uzteko.

Babesleak
Eusko Jaurlaritzako Industria, Merkataritza eta Turismo Saila
MAIER Koop. Elk.
KIDE Koop. Elk.
ULMA Koop. Elk.
EIKA Koop. Elk.
LAGUN ARO Koop. Elk.
FAGOR ELECTRÓNICA Koop. Elk.