Dinero corrupto

Los euros sustituirán pronto las pesetas, pero no es el único cambio en las cuentas. Casi sin darse cuenta, el dinero de plástico ha cogido el turno al de papel y aunque para nosotros es cómodo, para el medio ambiente no ha sido tan beneficioso. Las tarjetas de crédito están formadas generalmente por mezclas de resinas y plásticos que, al no degradarse, permanecen en la naturaleza durante años. Por ello, la empresa suiza Inter Bio Cards ha preparado tarjetas biodegradables. Durante su uso no se nos van a estropear, pero nada más tirarlos a la basura se podran y desaparecen.

Jarrai iezaguzu

Zu idazle

Zientzia aldizkaria

azken alea
Babesleak
Eusko Jaurlaritzako Industria, Merkataritza eta Turismo Saila
MAIER Koop. Elk.
KIDE Koop. Elk.
ULMA Koop. Elk.
EIKA Koop. Elk.
LAGUN ARO Koop. Elk.
FAGOR ELECTRÓNICA Koop. Elk.